ACOSO LABORAL

“El acoso laboral, hostigamiento o persecución laboral ha sido regulado de manera expresa por el legislador en nuestro país. En efecto, en el inciso segundo del artículo 2 del Código del Trabajo, se establece que el acoso laboral es toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro/a u otros/as trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado para la, el o los afectados su menoscabo, maltrato, humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo. La norma legal señala además que el acoso laboral es contrario a la dignidad de la persona. Ahora bien, si la persona que está ejerciendo el acoso laboral es un compañero de trabajo, el trabajador o trabajadora debe hacer llegar su reclamo por escrito a la dirección de la empresa, establecimiento o servicio en que trabaja, con el objeto que el empleador adopte medidas eficaces para proteger su vida y salud, conforme al deber de protección dispuesto en el artículo 184 del Código del Trabajo. Por su parte, si luego de poner en conocimiento de la empresa, no se adopta ninguna medida para dar solución a los hechos, correspondería interponer una denuncia en la respectiva Inspección del Trabajo”.
Fuente: dt.gob.cl
El hostigamiento lo ejerce la mayor parte del tiempo los mandos medios de las empresas, trabajadores o trabajadoras que siendo también parte de nuestra clase, le hacen la pega sucia al patrón, esperando la gratitud hipócrita de su jefe superior. Con su actuar provocan depresión, angustia y crisis de pánico en quienes deben aguantar la prepotencia y el acoso constante. Dale poder a uno de tus pares y conocerás como realmente es.
El acoso laboral es más frecuente de lo que uno piensa y puede partir con pequeñas acciones o actitudes, como controlar cuantas veces una o un trabajador va al baño, cambiar la dirección de una cámara de seguridad para controlar que está haciendo un trabajador, exigiendo constantemente una u otra cosa, exigir horas extras o expresar opinión hasta de la ropa que usa el trabajador o trabajadora.
Los extremos han llegado hasta la muerte, como el reciente caso de la cajera del supermercado Express de Lider Bellavista de Concepción Mónica Vásquez, o el caso de Janin Gerdes que se suicidó víctima de acoso laboral, quien trabajaba en la Clínica Santa María de Santiago o del trabajador que se ahorcó en las dependencias de la empresa Fruna en abril de 2017.
El miedo a perder la pega, el desconocimiento de lo que se debe hacer en estos casos, la falta de un sindicato o bien la poca solidaridad de este, hace que muchos casos no se denuncien, terminando con la renuncia del o la trabajadora, perdiendo este además los años de servicio.
El acoso laboral debe ser denunciado por escrito a la empresa y el procedimiento debe estar indicado en el Reglamento interno de la misma, la empresa está obligada a realizar la investigación del caso y terminar con el actuar rastrero de quien lo realiza. Si la empresa no resuelve, denunciar ante la Inspección del trabajo. Debes guardar copia de la carta recepcionada por la empresa o del correo electrónico, en este deben venir individualizados el o los nombres de los destinatarios y los cargos del mismo. La carta debe tener fecha y puede estar escrita a mano. Si el acoso viene de parte del jefe o dueño de una empresa pequeña, puedes hacer la denuncia directamente en la Inspección del Trabajo.
Te invitamos a que opines o si sabes de casos de hostigamiento, o bien si necesitas orientación, ayuda e información te comuniques con la Central Clasista de trabajadoras y trabajadores, a través de correo electrónico o mensaje a través de redes sociales para ponernos en contacto contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.