Matrimonio Igualitario

¡Agradece de que no nos llevamos los muebles!
En 2005, fallecía Juan a consecuencia de un aneurisma cerebral, su pareja Sebastián, escuchaba atónito el grito de quien hasta ahora consideraba su “cuñada”, viviendo el dolor de la pérdida de su compañero de siete años y como la familia de este, ya buscaba tomar posesión de lo que había dejado su hermano.
Celebramos el amor y estamos felices que situaciones como la relatada no vuelvan a ocurrir.
Este 10 de marzo entra en vigencia la Ley de matrimonio igualitario, estableciendo que el matrimonio se trata de la unión de “dos personas naturales” y no necesariamente de un hombre y una mujer, de esta manera, las parejas del mismo sexo optan al estatus de cónyuges y el matrimonio se define como un contrato entre dos personas naturales que se unen actual e indisolublemente, y por toda la vida, con el fin de vivir juntos, de formar una familia y auxiliarse mutuamente.
Aunque la Ley entra en vigencia, las situaciones de discriminación y agresión continúan, como por ejemplo, los comentarios desubicados y chistes denostativos. Tenemos claro que la tarea como sociedad, es abrir las puertas de la aceptación en forma natural de esta relación. Entendemos que es un proceso largo por recorrer.
La idea está en educar, el ser parte de la comunidad LGBTIQ+ es un orgullo para quienes son parte de ella, es una muestra más de lo diversa que es nuestra sociedad, la vida y por supuesto que también está presente en nuestras organizaciones sindicales y sociales.
Ataca a quien nos explota, terminar con el abuso, destruir a quienes nos quieren de rodillas, sumisos y obedientes, esa es la tarea, no burlarse u ofender a quien camina de la mano de quien ama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.