Declaración Publica frente a la coyuntura del plebiscito de salida

Julio 2022
NO BASTA CON VOTAR APRUEBO
Cuando el pueblo cansado de tanta injusticia y desigualdad salió a la calle en octubre de 2019 expresaba su rabia contra un sistema que siempre lo ha explotado. El pueblo salió a las calles, unas y otros con poca o mucha decisión, porque el momento que por años habíamos esperado había llegado, Chile nuevamente despertaba de un letargo de promesas incumplidas. Cansados de tanto esperar, la rabia se manifestó en destruir lo que el oasis solo entregaba a manos llenas a unas y unos pocos.
Los de arriba, los patrones, los grupos económicos, los que dominan ante el miedo de que el pueblo en rebeldía avanzara aún más, mandó a la casta política a firmar un acuerdo por la paz y la promesa de terminar con la Constitución de la dictadura, y el pueblo esperanzado lamentablemente partió tranquilo a dormir una siesta y las movilizaciones se fueron apagando.
El pueblo mayoritariamente votó por una nueva carta guía. Confió su voto en ciudadanos de distintos colores y pensamientos y hoy nos entrega una propuesta de nueva Constitución que visibiliza la diversidad: la diversidad de pueblos originarios, diversidades sexuales, mujeres, naturaleza y medio ambiente, pero aún sin el poder suficiente para que seamos nuevamente nosotras y nosotros, quienes decidamos. Porque el nuevo texto no habla solo desde el lenguaje de los hombres, sino que además deja simbólicamente a un lado a la burguesía, sus privilegios y sus palabras. Hoy se habla y expresa la diversidad de nuestra gente, está presente la voz de las y los que siempre han querido silenciar, aunque los que dominan se han impuesto y han impedido renacionalizar los recursos naturales, como así también terminar con el Estado subsidiario, y como ejemplo Boric ofreció 34 proyectos mineros a inversionistas de transnacionales canadienses.
Constatamos, de manera autocritica, que en la revuelta y luego en las consecuencias de ella, los trabajadores y trabajadoras, especialmente los organizados en torno a la actividad laboral, son los grandes ausentes del proceso y en parte eso explica lo limitado de las propuestas que trae la nueva constitución.
Pero a pesar de que la nueva constitución no es lo que queremos, aspiramos y no derrota al neoliberalismo llamamos a votar APRUEBO, desde el clasismo, desde las trabajadoras y trabajadores, obreras y obreros clasistas, porque permite nuevas condiciones para seguir luchando por nuestros derechos, es tiempo de hacer tambalear el modelo pinochetista, porque creemos que desde esta nueva vereda seremos capaces de luchar en mejores condiciones
Para los cambios reales, existe una condición insalvable, que es si no existe un movimiento de trabajadoras y trabajadores con una perspectiva clasista, que lucha desde las y los trabajadores no hay cambio posible. La ley es un aspecto, influye, condiciona, pero ella generalmente favorece a los patrones y por tanto debemos considerarla para superar sus limitaciones con lucha y movilización. Por esto NO BASTA CON VOTAR APRUEBO, nuestro apruebo es para seguir luchando y organizar el poder de las trabajadoras y trabajadores.
Porque la riqueza se debe compartir equitativamente con quienes la producimos: la clase trabajadora. En condiciones justas, decentes, dignas, para vivir y progresar, y el estado solidariamente debe velar por que las y los hijos de esta tierra de verdad vivan.
Aprobando, no estamos apoyando o validando al actual gobierno, que al corto andar esta co-gobernando con los mismos que estuvieron en el poder los últimos 30 años, sino que contribuimos al sueño de millones que salimos a las calles, de quienes en la lucha fueron asesinados, mutilados y encarcelados, exigiendo cambios estructurales para Chile, sus hijas e hijos. Estamos aprobando un cambio en la Constitución que es un poco mejor para la clase, pero si no hay movilización no existirán las leyes que nos permitan avanzar en un proceso para tener el poder suficiente para instalar nuestros intereses como Clase Trabajadora y pueblo.
No basta con votar Apruebo, porque los milagros no existen. Sino que será un movimiento organizado de la Clase, trabajadoras y trabajadores, estudiantes, pobladores los que volviendo a despertar conquistaremos los Derechos negados históricamente a las y los oprimidos.
No confiamos en la casta política y sus triquiñuelas, solo confiamos en un pueblo organizado y en lucha.
Aprobamos para seguir luchando por los derechos y sueños de las y los trabajadores.
Central Clasista de trabajadoras y trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.