40 horas: Con sueldos dignos para vivir bien.

40 horas:

Con sueldos dignos para vivir bien.

El 17 de julio salió publicada en la sección Pulso del diario de La Tercera una entrevista que dio la Ministra del trabajo Jeannette Jara en el programa de canal 13 “mesa central”, en la cual detalló el avance sobre el proyecto de ley que reducirá la jornada laboral a 40 horas en forma gradual. En esta entrevista sostuvo que el 14 de julio concluyó las mesas técnicas a nivel nacional donde cerca de 180 organizaciones entre las que figuran empleadores, trabajadores, centros de estudios, orientadas con las recomendaciones, de la experta Comisión Nacional de Evaluación y productividad CNEP establecida en la cuenta pública del presidente Gabriel Boric.

A reglón seguido la Ministra, dijo que se han abordado propuestas de mecanismos accesorios a la ley, que apunta a fortalecer las pequeñas y medianas empresas, adaptabilidad laboral y jornadas excepcionales.

Una de las razones de este proyecto fue que las y los trabajadores laboren menos horas para conciliar la vida laboral, con la vida personal y la vida familiar. Sin embargo, las dudas y porque no decir otra cosa, la actitud vergonzosa de la Ministra al considerar la adaptabilidad y las jornadas excepcionales en el actual proyecto de reducir las jornadas de trabajo, es una concesión a los grandes empresarios, que por años han tenido el sueño de implementarlos en Chile.

En efecto la Ministra eligió a la Comisión nacional de evaluación y productividad – CNEP, que su función es orientar a los gobiernos de turno, constituida por tecnócratas de la burguesía, de los empresarios, en la cual se encuentran tres consejeros del gobierno de Piñera. Pues bien, fue mandatada como rectora del proyecto de la jornada de 40 horas, para que las y los trabajadores den mayor rentabilidad a los empresarios, que no es otra cosa, sacar mayor productividad a la Clase Trabajadora, es decir sacar mayor rentabilidad para los empresarios en perjuicio de las y los trabajadores. La adaptabilidad y la flexibilidad laboral, generará una mayor movilidad del trabajador y trabajadora, como consecuencia tendrán más posibilidades de tener otros trabajos para tener mayores ingresos para acceder a los productos básicos, y por tanto la trabajadora y el trabajador ante los bajos sueldos, no va a tener escrúpulo de trabajar mas horas de las que se trabajaban a principios del siglo 19 que llegaban a las 14 horas diarias. Es decir, a nivel nacional, el Estado y la patronal recibirá mas dinero por el aumento de la productividad, sin importar la vida de los trabajadores y trabajadoras.

Lo más repudiable, es que la Ministra, militante del PC, que supuestamente esta por el término de la explotación del hombre por el hombre, por mejorar la vida de las trabajadoras y trabajadores, propicia la flexibilidad laboral, en función de las ganancias de los empresarios y que saquen mayor rentabilidad, en perjuicio de una mejor calidad de vida. Vivimos años de oscurantismo del dinero por el dinero.

Señora Ministra: Usted debe propiciar una jornada de trabajo continua, en que el tiempo de colación sea imputable a dicha jornada. 40 horas semanales máximo, distribuida en 5 o 6 días, sin flexibilidad y sin adaptabilidad. Las horas extraordinarias deben ser pactadas por ambas partes y no deben ser más de 2 por día, con un aumento sustancial en los sueldos para que de verdad mejore la calidad de vida de trabajadores y trabajadoras, en vez de que las y los empresarios sigan exprimiendo a la clase obrera.

Central Clasista de trabajadoras y trabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.